Tel.: (+598) 2208 0289 | secretaria@daecpu.org.uy

Historia de D.A.E.C.P.U. – Por Isabelino Larraz Adamo (año 2002) - 1985 – 2001 - EL CARNAVAL EN DEMOCRACIA

1985 – 2001 - EL CARNAVAL EN DEMOCRACIA

“Como era lógico, el regreso de la institucionalidad en el país, nos devolvió nuestra propia institucionalidad”.- Una Comisión Directiva de emergencia se fijó ese objetivo y, luego de largos y engorrosos trámites, se logró.- Al fin volvimos a llamarnos DAECPU; recuperar nuestra personería jurídica, arrebatada arbitrariamente, sin fundamentos ni intervención judicial alguna, y, mucho menos, sin derecho a defendernos.

El 12 de Diciembre de 1985 celebramos la conquista en las puertas de nuestra Sede, con un brillante y emotivo espectáculo.- La prensa tituló al día siguiente: “REINO LA EMOCION EN EL ESCENARIO DE DAECPU Y SE ROBO LA NOCHE” (“Ultimas Noticias”).- La efervescencia popular había contagiado a todas las expresiones de la cultura popular: el Carnaval, el “Canto Popular”, el Teatro independiente.

Los años ‘85 a 87 nos mostraron grandes concurrencias de público a todos los espectáculos y los conjuntos de gran convocatoria llegaron a realizar fácilmente más de 250 actuaciones. Con asombro vimos una noche, al salir del Teatro de Verano al término de una etapa, una inmensa cola de gente frente a la Boletería, dispuesta a pasar horas de espera para obtener entradas al día siguiente...¡claro! “Mañana vienen LOS GABY’S” nos dijo “Pocholo” Bodola, nuestro amigo de siempre y administrador del Teatro.- Tal era la expectativa que generaba ese gran conjunto del Parodismo.

El 86 nos trajo una gratísima novedad: una Murga de uruguayos residentes en el exterior! - De la mano de José Morgade y desde Sydney (Australia), llegó LA BACANA a concursar junto a los grandes títulos de entonces.- Lo hizo con gran jerarquía y el Premio obtenido, que no fue “flaco”, lo donaron a DAECPU, con el mismo espíritu de solidaridad con el que entregaron, cuando llegaron, un contenedor repleto de vestimenta, víveres y medicamentos donados por la colonia uruguaya para instituciones benéficas de nuestro país.- Estos uruguayos seguían siendo tan líricos como nosotros, porque ¿quién “saca” un conjunto pensando en ganar dinero? Fue emocionante verlos y la gente les retribuyó con ovaciones cada actuación.

El Carnaval, que ya venía contando con excelentes Murgas del Interior (LOS MARAGATOS, LA SALSAPICANTE (luego LA SALSA), LA CENICIENTA, LA MERCEDARIA), tuvo su “toque” internacional. Obviamente que en este período, nuestra prédica de DELEGADO ya pudo expresarse más libremente y fuimos ganando espacios.- La dedicación por depurar el Reglamento de Carnaval, por buscar mayor armonía entre el Jurado y los Directores concursantes, con criterios claros de calificación.- Los fallos con actas certificadas por Escribano Público; y en caso de multas o sanciones, nuestras apelaciones fundadas en defensa de las agrupaciones, que generalmente tenían éxito.

Artículos Relacionados