Tel.: (+598) 2208 0289 | secretaria@daecpu.org.uy

Historia de D.A.E.C.P.U. – Por Isabelino Larraz Adamo (año 2002) - El REGLAMENTO DEL CARNAVAL - EN BÚSQUEDA DE LA EXCELENCIA

 

El REGLAMENTO DEL CARNAVAL - EN BÚSQUEDA DE LA EXCELENCIA

Hemos llegado al 2002, con múltiples cambios en los Reglamentos.

Logramos eliminar en 1991 la Comisión de Control.- Queda abolida toda posibilidad de censura.- Los Directores se auto-regularán y solo el control del INAME (como protección a la minoridad, que no discutimos) expresa la única intervención del Estado en cuanto a las letras. Fue una conquista invalorable.- El sistema de la libertad ha funcionado sin contratiempos y hoy podemos decir con orgullo que nuestros espectáculos de Carnaval, comparándolos con la ordinariez que a diario nos muestran por TV las producciones extranjeras, son una altísima muestra de humor logrado sin recurrir a lo soez ni a la chabacanería. - Merced a nuestra prédica constante se introdujo el cronometraje de los espectáculos mediante reloj electrónico con segundero y expuesto al público

La presencia de un grupo electrógeno para prevenir cualquier accidente o falla del sistema energético que interrumpiera una actuación del concurso en pleno desarrollo (lo que ocurrió en una oportunidad con la Murga A CONTRAMANO) - Las mejoras en el servicio de Audio e Iluminación y la búsqueda de un servicio básico en ambos rubros que fuera igualitario para todos los conjuntos:

La integración de un Tribunal de Apelaciones con un representante de DAECPU para dilucidar aquellas sanciones que fueran apeladas;- La entrega por parte del Jurado de un Acta diaria (Planilla que diseñamos) con los resultados u observaciones de las actuaciones de los distintos conjuntos en cada etapa, firmada por Presidente y Secretario/a del Jurado.

La designación de un Coordinador (o “largador”) del escenario que en conexión directa con este Delegado, asegurara la continuidad de los espectáculos y el cumplimiento horario, así como el clima de mayor tranquilidad posible detrás del telón para el director y su conjunto.

Este último año la función, que no es nada sencilla, la ha ejercido el compañero Daniel Blas, muy satisfactoriamente.- La eliminación de aquella Rueda de Triunfadores, o de Entrega de Premios, que se había venido desvirtuando hasta convertirse en una interminable sucesión de críticas, objeciones y hasta cuestionamientos de carácter técnico e incluso ético hacia el Jurado, por parte de aquellos directores que se sintieron “perjudicados” en el Fallo que nos hacían vivir a todos –pero fundamentalmente al público- situaciones muy desagradables y ponían en tela de juicio nuestra propia imagen institucional.

Una feliz decisión la sustituyó en el año 1999 por una 3ra. Rueda (“Liguilla”) de Concurso, que se constituyó en un éxito de público y mereció aprobación unánime.

Me permito destacar aquí la necesidad de una exhaustiva revisión del Reglamento Municipal del Carnaval, que contiene todavía errores que el arduo trabajo de la Comisión Honoraria Asesora del Carnaval (que sabemos que fue valioso) no logró corregir en su totalidad.

La sanción que este Carnaval-2002 el Jurado le aplicara a la agrupación lubola TRONAR DE TAMBORES, y que se consolidara pese a la férrea oposición de este Delegado, finalmente no pudo aplicarse porque el sistema de calificación computarizado no preveía la situación de restar puntaje a un conjunto sin “penetrar” en el sistema mismo y por ende dejar expuesta la posibilidad de que se conociera el puntaje que dicho conjunto llevaba hasta el momento.- El hecho de que dicho conjunto finalmente no pasara a la “Liguilla” (resultante de los propios puntajes), evitó que la situación se convirtiera en un gran dilema, lo que pudo haber ocurrido.- Pues si una vez emitida la lista de que pasaba a la Liguilla todos tenían que comenzar de cero punto como marcaba el Reglamento, nunca se le podía realizar el descuento del 50% de puntaje sobre la 2da. Rueda (que ya había quedado atrás) como dispuso el Jurado.- El propio Asesor Jurídico del Jurado emitió un dictamen destacando que el Reglamento no previó una situación como la que se planteó.- Se trata pues, de corregir con tiempo la situación. Desde el Carnaval 2001 se introdujo en el Sistema de Calificación del Jurado una innovación de la máxima importancia: el Sistema computarizado o informático.

Se abandonaba el sistema de escriturar el puntaje (en números y en letras) en forma manuscrita, y pasaba a realizarse por computadora, confiándose la confección del programa, así como la reserva de la información que quedaba “memorizada” en la Base de Datos, a un equipo de funcionarios municipales de la confianza directa del propio Intendente municipal. El resto del sistema operativo (sobres cerrados, urnas, etc.) se mantenía igual. Desde el primer momento dejamos constancia de nuestros reparos al nuevo sistema; no porque nos neguemos al avance de la tecnología y en particular de la informática, sino fundamentalmente porque escapaba a todo control de DAECPU (porque ni diseñamos el sistema, ni lo operamos nosotros, obviamente, ni tenemos muchas posibilidades de control, más allá de la atención permanente que le puso jornada a jornada el compañero “Pepe” Núñez).- Nos parecía peligroso que varias personas, ajenas al jurado, tuvieran acceso a los resultados diarios y mantuvieran hasta el final su reserva.- En una competencia de “alto voltaje” como es el Concurso Oficial, la posibilidad de que los puntajes se conocieran antes del Fallo final, era –y lo sigue siendo- una “granada” que no quisiéramos tener en la mano.- Todo ello sin contar con que, el adelanto tecnológico vertiginoso, ha demostrado que ni los más selectos organismos de seguridad del mundo (el FBI, la CIA, el Pentágono o quien sea) se consideran exentos de la posibilidad de que alguien (hasta un chiquilín) logre “penetrar” en el sistema y dedican millonarios presupuestos para tratar de evitarlo.

En el Carnaval-2001 algo falló y los resultados estaban en boca de todos antes de la Noche de los Fallos.- Felizmente, este año 2002 no pasamos esa grave situación, pero el nerviosismo de esa posibilidad lo mantuvimos día a día por 5 semanas.

Otra variante introducida por la Directora Lilian Kechichián fue la de realizar la “Noche de los Fallos” en el Canal municipal de Televisión (“TV-Ciudad”), con trasmisión en directo por parte del mismo y de cualquiera de los otros canales que quisieran hacerlo pues estaban invitados.-
Es otra polémica decisión a la cual esta Delegación se ha opuesto.- Nuestra argumentación es que un Canal de TV no es el ámbito adecuado para realizar un escrutinio de un evento “oficial”.- No ofrece igualdad de posibilidades a los demás canales –que sienten que están “de visita” en la sede de la competencia.- El Concurso es “Oficial” y un Canal de TV por más que sea de la Intendencia Municipal se maneja con pautas empresariales muy propias de una empresa de este ramo.

Por momentos parece un “show” (hay que maquillar a los que aparecerán en pantalla; hay que sentarse en determinado lugar donde la cámara necesita tu mejor perfil; hay que esperar que se intercalen las tandas comerciales o que los comentaristas del Canal –previo a comenzar con los resultados de una determinada categoría- realicen una semblanza de cada uno de los conjuntos que están disputando la Rueda Final) donde el Jurado y los puntajes (y por supuesto la Delegación de DAECPU) quedan supeditados al “armado” del Programa. Añoramos los Fallos realizados en el Salón Dorado de la I.M.M., con toda la prensa esperando y comentando los resultados que surgían de un trabajo “natural” del Jurado, que se desarrollaba independientemente de los cronogramas del periodismo.

Este año, además, más allá del excelente trato que siempre recibimos, debemos objetar, enérgicamente, la falta de un acta firmada por el Jurado y refrendada por Escribano Público, con los resultados emergentes del escrutinio; que hasta hoy no nos ha sido entregada, pese a que fue una de las reivindicaciones que realizamos siempre y reiteramos una vez más en esta ocasión previo al comienzo de los Fallos.

Artículos Relacionados

Carnaval 2019
Todos los conjuntos y todos los artistas de nuestra maxima fiesta!