Tel.: (+598) 2208 0289 | secretaria@daecpu.org.uy

Decima Etapa del Concurso Oficial

En una preciosa noche de viernes en el Ramón Collazo se realizó, con buen marco de público, la décima etapa de la primera rueda.

A primera hora, Cuareim 1080, presentó su espectáculo "Los siete pecados candomberos" con Waldemar, Wellington y Mathías Silva a la cabeza de la comparsa. Con letras de Eduardo Rigaud, Carlos Soto, Marcel Keoroglian y Carlos Viana  y músicas compuestas por Hugo Fattorusso, Edu Lombardo, "Cachila" Silva, Marcel Keoroglian y Nicolás Noechwicz. Los arreglos corales y orquestales son de  "Pitufo" Lombardo y Nicolás Noechwicz.

A segunda hora desde Sayago llegó murga La Cofradia, con la dirección responsable Tabaré Ramos. Gabriel Melgarejo, Álvaro Regueira, Fabricio Cauteruccio y Fernand Iraola. Para este 2011, escribieron el espectáculo: Álvaro García, Carlos Melgarejo, Gabriel Ramos, German Segredo y Andrés Etcheverry. En la puesta en escena, volvió al carnaval otro ex Contrafarsa, Hugo Bardallo. Con arreglos corales y la dirección escénica de Leonardo Alonzo, La Cofradia debutó en el Teatro de Verano.

Tras el intervalo se presentaron Los Calmantes. Los humoristas de San José, con mucho de trabajo colectivo a la hora de la creación de su espectáculo, aportaron la risa en la noche del viernes en las canteras del Parque Rodó. Con dirección responsable de Diego Montes de Oca y buenos aportes de Kleber "Pato" Esteche, Sebastián Senattore y Manuel Galanes, entre otros, Los Calmantes y su humor particular hicieron su primera pasada por el templo de momo.

Desde San Carlos, Maldonado, murga La Clave llegó al escenario mayor del Carnaval de Montevideo para ofrecer su espectáculo 2011. Es el tercer año que la murga participa en el concurso. Desde su debut en 2009  la murga sorprende con buenos espectáculos y una buena puesta en escena. El público que llegó desde San Carlos y los que habitualmente concurren al teatro noche a noche, aplaudieron reiteradas veces durante la actuación, y la murga fue despedida con una ovación y con el aliento de su hinchada que ya se hace sentir en las tribunas del Ramón Collazo.

 

Artículos Relacionados