Tel.: (+598) 2208 0289 | secretaria@daecpu.org.uy

Martha Gularte: un siglo de orgullo candombero

Daecpu celebra el centenario del nacimiento de una de las máximas referentes de nuestra fiesta

El brillo y glamour del candombe le deben una página especial a Fermina Gularte Bautista, más conocida como Martha Gularte (1919-2002), uno de los mayores íconos del candombe la cultura popular uruguaya, a la que nuestra institución recuerda con emoción en esta fecha tan significativa.
Las estolas de piel, plumas de faisán y exuberancia de joyas fueron sus marcas de estilo más impresionantes, desde que subió por primera vez a un escenario, junto a José Antonio "Macho" Lungo, en Añoranzas Negras, la comparsa en la que brilló desde 1949 y de la que fue su referente por años.
Martha tuvo una infancia y juventud humildes.
Nació en el pequeño pueblo tacuaremboense de Paso de Los Novillos, donde hoy una escuela rural lleva su nombre.
Fue la hija más pequeña de un brasileño negro y una joven blanca, pero se crió en orfanatos, tras la temprana y repentina muerte de su padre y la partida de su madre, hechos que pautaron una infancia y juventud bastante duras.
Esos trazos amargos también determinaron una personalidad dominada por el cariño, respeto y dulzura hacia afuera, pero también por una fuerte rectitud hacia el interior de su familia, reconoce su hija Katy.
"Cuando estás sola en esa batalla tenés que hacerte fuerte, porque nadie te defiende", añade.
Martha también se nutrió de una fuerte religiosidad, donde la Biblia fue una fiel compañera de camino a lo largo de sus 82 años.
"¿Por qué rezas tanto, mamá?, le preguntó Katy alguna vez. "Es que he pecado tanto…", respondió jocosamente Martha, haciendo gala, como tantas veces, de una personalidad inteligente y desafiante, a la que se unió una presencia escultural en escena.
Pero la belleza física que hoy reconoce todo el Uruguay fue solamente una parte del asunto.
Es que Martha fue también poeta y escritora, actividades marcadas por un hecho particular de su infancia: conoció en persona a Juana de Ibarbourou.
Entre sus obras destacan "Con el alma y el corazón" y "El barquero del Río Jordan - Canto a la Biblia", así como una aguda y desgarradora crónica del desalojo de los conventillos de Cuareim y Ansina, a los que conoció como la palma de su mano.

"En Ansina y Cuareim: Hablo del desalojo del conventillo. Ese día no jugaron los niños del conventillo. Estaba triste Cuareim y hasta el ambiente más frío.
Los niños preguntaban -¿mamita adónde nos llevarán? Madres y abuelas lloraban, no se podían conformar. Las vecinas como siempre cuchicheaban: Si los morenos se van. El conventillo se muere si esta gente no está. Y Cuareim se desmoronó.
Las familias se fueron, deambulando por el mundo, por el maldito dinero. Fueron manos malvadas que derrumbaron mi alero. Olvidaron que Cuareim, blancos y negros crecieron.
Desalojaron familias y se murieron abuelos. Tanto apuro ¿para qué? Si hoy Cuareim es un terreno. Desalojaron y demolieron Ansina. Todo quedó en la nada. La cuna del niño negro que tanto necesitaba.
Siempre fue Ansina y Cuareim el gran orgullo del negro, que en las noches de Llamada hacían bailar al pueblo". (Extraído del Informe al Senado del Proyecto de Ley por el que se denomina a la Escuela 22 de Paso de los Novillos).

El periodista Nelson "Laco" Domínguez recordó alguna vez en sus crónicas de El País que antes de Martha Gularte no existían vedettes, sino bailarinas.
Katy evoca también que su primer concurso de baile lo ganó a los 14 años, sin que los responsables del orfanato se enteraran.
Deslumbrante también fue su debut como vedette, bailando al ritmo frenético de los tambores, "con muchas plumas, un pequeño soutien y altos tacones" -señala Domínguez- tras recordar que ella fue pionera en danzar al frente de la cuerda, porque decía que "era la reina de la tribu". (Búsqueda nro. 2005, 25 al 30 de enero de 2019).
Sus aportes a la comparsería también se componen con la incorporación del calzado al cuerpo de baile femenino, una acción de apariencia insignificante, pero que dignificó el rol de la mujer en las agrupaciones de negros y lubolos.
También a ella se atribuyen las lentejuelas en la indumentaria, así como "el mayor brillo y la luz", evoca Katy.
Esa personalidad innovadora, añade, era como respuesta a una sociedad donde primaban las restricciones y el conservadurismo.
"Así deberían recordarla las nuevas generaciones", concluye Katy.

SEÑAS ÚNICAS

BELLEZA FÍSICA
Dueña de un físico escultural. Se destacó por un extraordinario carisma y una danza elegante. Una crónica del diario El País del 19 de enero del 2019 narra una singular anécdota que describe su personalidad: hizo circular el rumor de que sus piernas estaban aseguradas en 1 millón de dólares, en ocasión de la visita a Uruguay de la modelo francesa Joséphine Baker, cuyas piernas efectivamente estaban aseguradas en esa cifra.

ACTIVISMO Y DEFENSA DE LA NEGRITUD
"Siempre estuvo orgullosa de su raza a la que defendió con palabras y acciones", recuerda Katy. Según el periodista Víctor Magallanes, tuvo oportunidad de firmar importantes contratos con compañías artísticas estadounidenses, pero los rechazó debido a las políticas de segregación racial de ese país.

RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL
El afamado músico cubano-catalán, Xavier Cugat quedó impresionado con la danza de Martha y los tambores del Candombe. Marta Gularte tuvo reconocimiento internacional.
Bailó en Porto Alegre, Río de Janeiro, Buenos Aires, Mendoza, Santiago de Chile y por supuesto en Montevideo donde llegó a ser una reconocida reina de la noche.
En Argentina trabajó en el “Empire”, en el “Tabarís”, en el Teatro Comedia con Alberto Anchar, Severo Fernández, Juanita Martínez, Marrone, Lalo Malcolm, García Ramos, con el “negro” Humpor Alberto Bello que era pianista del grupo que acompañaba a Martha y trabajaba con cubanos.
Fue contratada por Carlos Petit y Francisco Petrelli del Teatro “Comedia” de Buenos Aires, siendo la primera vedette uruguaya en la calle Corrientes de Buenos Aires, en el teatro “El Nacional”, en la década del 50. (Extraído del Informe al Senado / Proyecto de Ley que designa a la Escuela No. 22 de Paso de los Novillos con su nombre).

EN CARNAVAL
Debutó en Añoranzas Negras. Brilló en Morenada en los años sesenta. En 1982 fundó su propia comparsa: Tanganika. Participó en desfiles con la comparsa Marabunta, recuerda el periodista Víctor Magallanes. Se retiró en Kanela y su Barakutanga. Murió a los 82 años.

FOTO: Gentileza de Semanario Búsqueda (Nro.2005 - Enero de 2019. Cedida por la familia).

Carnaval 2019
Todos los conjuntos y todos los artistas de nuestra maxima fiesta!